|  contacto icono_carta

Extracción quirúrgica de colmillos incluidos

Los colmillos definitivos son los dientes con la raíz más larga y gruesa de todo el maxilar. La erupción de estos dientes es crucial para la disposición final de los dientes anteriores. Asimismo, el colmillo tiene una gran importancia, no sólo desde el punto de vista estético, sino también desde el punto de vista funcional. Su trayecto eruptivo es largo, sobretodo en el maxilar superior, y no precisamente sencillo porque tiene que sortear una serie de obstáculos tanto óseos como dentales para llegar a erupcionar en una disposición correcta. Por este motivo, no es infrecuente encontrar inclusiones parciales o totales de este diente, que se queda retenida dentro del maxilar superior. Cuando se produce esta situación, hay tres estrategias bien diferenciadas por las que podemos optar:

  • Control y conducta expectante
  • Fenestración: comporta hacer una exposición de la corona del colmillo y, mediante terapia ortodóntica, conducirlo hacia una posición natural.
  • Extracción quirúrgica: cuando el tratamiento ortodóntico no puede dar los resultados esperados o el paciente no desea esta opción de tratamiento, ante la aparición de sintomatología asociada a la inclusión del diente, eventual lesión de las raíces de los dientes vecinos, formación de procesos quísticos, colocación de implantes en el maxilar superior…