|  contacto icono_carta

Sabías que el tabaco afecta las encías y los dientes

Humo tabaco

El hábito de fumar ha sido bien asociado con varias enfermedades bucales, entre las cuales se incluyen las enfermedades periodontales (que afectan el hueso y la encía); así mismo, está ampliamente demostrada la relación entre el tabaco y su incidencia sobre la aparición y el curso de dicha enfermedad (ya que es más severa en aquellos pacientes que fuman con mayor frecuencia y en mayor cantidad).

Así mismo en el resultado del tratamiento de estas patologías es menos eficaz en los pacientes fumadores. Aumentando el número de recidivas de la enfermedad.

Además de aumentar el riesgo de cáncer y de enfermedades de corazón, fumar también disimula los signos clínicos de la gingivitis permitiendo su curso de forma enmascarada. La prevención es sencilla: higiene correcta y abandonar el hábito del tabaquismo.


El peligro de padecer enfermedades periodontales se multiplica por 14 para aquellos que fuman, y se calcula que a los 50 años ya sufrirán la pérdida de al menos un diente por la perdida de los tejidos de soporte (las encías y el hueso).


 El tabaquismo aumenta el riesgo

• La nicotina y otros químicos presentes en el tabaco producen una alteración sobre el sistema de defensa del organismo y sus células. Por esta razón los tratamientos para la gingivitis y periodontitis en fumadores no resultarán totalmente efectivos si no deja de fumar, y en todo caso la respuesta será más lenta que en aquellos pacientes que no fuman.


• Si la edad promedio de la aparición de estos problemas es a partir de los 40 años, para quienes fuman surgirá mucho antes.

 Tratamiento y prevención

• En caso de pérdida ósea menor, se realizan técnicas de relleno, pero en caso de Periodontitis avanzada se debe realizar las extracciones dentales y posteriormente reponer la dentición perdida con la colocación de implantes.

Pero el tabaco también puede afectar el pronóstico de los mismos.

Sin embargo ninguno de estos tratamientos restablece completamente el tejido perdido.


• Para detectar principios de perdida de tejidos, hay que controlar el estado de las encías.


• Finalmente el chequeo odontológico y la correcta limpieza bucal son las bases para la prevención de este trastorno.

Para más información visita nuestra web o consúltanos a través de nuestro Facebook.

Tratamientos

Navega por el menú tratamientos para ver cuales son tus necesidades